DEJAR DE FUMAR CON HIPNOSIS: un método avalado por la investigación

La hipnosis es un método psicológico a través del cual se trabaja directamente sobre el inconsciente, una parte de la mente que desempeña un papel fundamental en nuestro comportamiento, incluso si no somos conscientes de ello. Durante el estado hipnótico, el psicólogo simplemente transmite una serie de sugestiones que te ayudan a dejar de fumar.

Existen diversos estudios científicos que avalan la hipnosis como una
técnica eficaz para abandonar el cigarrillo. Por ejemplo, una investigación realizada en el Hospital General de Massachusetts comparó la eficacia de la hipnosis con los resultados obtenidos al aplicar la terapia de reemplazo de nicotina y la suspensión abrupta del hábito.

En el estudio participaron 67 fumadores que habían sido ingresados porque padecían de una enfermedad pulmonar o cardiaca; por tanto, tenían un motivo de peso para abandonar el cigarrillo. Las personas podían elegir el método que prefiriesen para dejar de fumar, por lo que algunos se sometieron a sesiones de hipnosis, otros apostaron por la terapia de reemplazo de nicotina, y otros, decidieron abandonar el hábito de fumar bruscamente, de un día para el otro y sin ayuda.

Al cabo de 26 semanas, los resultados fueron muy esclarecedores: sólo el 15,78% de las personas que eligieron la terapia de reemplazo de nicotina continuaba sin fumar, mientras que la cifra ascendía al 25% en quienes decidieron abandonar el cigarrillo abruptamente. Sin embargo, la hipnosis demostró ser el método más eficaz ya que el 50% de las personas había dejado el cigarrillo por completo.


En este estudio la hipnosis sale claramente vencedora con un 50 % de efectividad (en otros estudios llega hasta un 70%, porcentaje similar a los resultados obtenidos en nuestra consulta) aunque no hay ninguna técnica para dejar de fumar, ni siquiera la hipnosis, que tenga un porcentaje de un 100% de efectividad.


La terapia para dejar de fumar con hipnosis consta de dos sesiones. En la primera, realizamos la entrevista donde se evalúa e informa al paciente, además de mandar un ejercicio para realizar días posteriores. En la segunda sesión, evaluamos los resultados del paciente y comenzamos el trabajo con hipnosis.



Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *