Melina Costa

PROBLEMAS LABORALES

Relaciones sociales

Cuando nos gusta nuestro trabajo, puede ser muy gratificante, pero si no nos gusta, o el clima laboral no es el adecuado, puede generar merma en nuestra salud física y psicológica, pues pasamos gran parte de nuestro tiempo trabajando.

QUÉ ES UN PROBLEMA LABORAL

Son aquellas situaciones que generan un conflicto, insatisfacción o dificultad en el trabajo, afectando en nuestra productividad y pudiendo desencadenar trastornos del estado de ánimo.

Existen diferentes problemas laborales:

  • Estrés laboral. Fechas límites muy ajustadas, asignación de demasiadas responsabilidades,…pueden generar una excesiva presión en el trabajo, por tanto, estrés elevado.
  • Síndrome de burnout (estar quemado). Ocurre cuando la exposición prolongada al estrés hace que la mente y el cuerpo lleguen al límite y ya no puedan asumir las demandas laborales.
  • Mala relación con los compañeros de trabajo. Desacuerdos con los compañeros, problemas con un jefe, ambiente competitivo, etc., pueden provocar gran frustración e insatisfacción en el trabajo.
  • Mobbing o acoso laboral. Violencia psicológica que se ejerce de forma continuada sobre la persona en su lugar de trabajo. El acoso puede provenir de un superior, de los compañeros de trabajo o de la propia empresa.
  • Reorientación de la carrera laboral. Cuando se sufre una desmotivación laboral con el puesto actual, pero resulta difícil reinventarte profesionalmente, lo cual genera un estado de incertidumbre y angustia diarios.

CONSECUENCIAS

Los problemas en el trabajo son perjudiciales tanto para las empresas como para sus empleados. Cuando un empleado no se siente bien en el trabajo y no está motivado, rinde mucho menos y tiende a cometer más errores, lo cual afecta a la productividad y competitividad de la empresa. En cambio, las empresas donde sus empleados tienen un mayor nivel de compromiso y motivación incrementan sus ventas aproximadamente en un 30% y aumentan la fidelización de clientes hasta en un 50%.

Además, la insatisfacción laboral aumenta el costo por absentismo laboral, incrementa la rotación del personal y genera una mala imagen para la empresa.

A nivel individual, la desmotivación laboral termina generando una profunda frustración y un sentimiento de insatisfacción. Cuando esta situación se prolonga en el tiempo, puede llegar a generar depresión, ansiedad o trastornos psicosomáticos.

SOLUCIÓN

Dentro de una terapéutica, se puede plantear en el plano individual y en el ejecutivo. A nivel individual:

  • Si se ha desencadenado una depresión o un problema de ansiedad por lo laboral, la terapia va enfocada a reducir el estrés laboral.
  • Coaching: plantear un nuevo rumbo, si es el caso, y nuevos objetivos laborales. Redescubrir competencias profesionales, redefinir objetivos laborales, detectar las mejores oportunidades para alcanzarlos, y trazar un plan, es fundamental para dar un giro en el marco profesional. Además, enseñar técnicas de resolución de conflictos y de comunicación asertiva pueden ayudar a la hora de relacionarse con compañeros y/o jefes.

Comparte este post